origen

Recursos

Recursos

Experiencias de joyeria responsable

Juia Jewels: una apuesta firme por el oro responsable desde la misma concepción de la marca

Juia Jewels es una marca joven, nacida en 2018 en Barcelona. Pasaron varios años desde que Júlia Mirete acabó los estudios de joyería artística en ESDA Llotja hasta que se decidió a crear Juia. Cuando estudiaba, la película “Diamante de sangre” la impactó mucho y cuestionaba el oficio que había elegido a causa de tantas injusticias relacionadas con el origen de los metales y las piedras preciosas.

Por eso, antes de dar el paso de iniciar el proyecto, el equipo Juia se dedicó a investigar si existían opciones de abastecimiento responsable que les permitieran hacer joyería de una forma más positiva. Descubrieron el Estándar Fairmined y el oro justo se convirtió en su primera elección segura desde que subieron las persianas. También desde un inicio incorporaron aspectos como el packaging sostenible, la banca ética, el consumo energético (mínimo, eficiente y con energías renovables), la priorización de proveedores con valores, locales y de proximidad, productos menos contaminantes en el taller, etc. Y, con la motivación de tener una estructura horizontal y lo más democrática posible, se organizaron en forma de cooperativa. La toma de decisiones se hace de manera igualitaria, con el mismo derecho a voto y el mismo derecho a beneficio.

Desde entonces, siguen investigando e incorporando nuevos cambios que les acerquen cada vez más al ideal de joyería responsable que compartimos, con el objetivo de reducir al mínimo el impacto de su huella en el planeta y en las vulneraciones de derechos humanos que tan a menudo se dan en las cadenas de suministro. En este sentido, se han preocupado también por las piedras que utilizan, tanto por crear joyas de diseño como joyas personalizadas. En la actualidad, la mayoría de sus gemas son ya trazables y de origen responsable.

Otro rasgo destacado es que han apostado por trabajar sólo con gemas naturales, sin tratar (los tratamientos en las gemas para modificar su color o apariencia pueden ser muy agresivos para el medio ambiente y para la salud). Además, defienden una joyería “CrueltyFree” y, por tanto, rechazan emplear productos de procedencia animal como el coral, las perlas, el carey, el marfil…

La mayor dificultad la han encontrado en la integración de la plata. Las alianzas representan un volumen importante de sus encargos y parte de su clientela opta por la plata debido a cuestiones económicas. Hacer el cambio a la plata justa todavía les asusta porque implicaría un incremento del precio más marcado (al menos el doble) de lo que supone en el caso del oro. La plata es, precisamente, el gran reto en el que están trabajando y ya han empezado a incorporarla en las nuevas colecciones. Otros aspectos en los que se enfocan a corto plazo son el aprendizaje de nuevos trucos sostenibles en el taller y a seguir colaborando en red con otras joyeras. Su mayor deseo para el futuro es que la etiqueta «joyería responsable» deje de existir porque así será toda la nueva joyería.